• Identificación oficial vigente del propietario y/o contratante del vehículo.
• CURP, RFC o cédula profesional.
• Comprobante de domicilio reciente (no mayor a 3 meses).
• Carátula de la póliza (vigente), número de reporte o número de siniestro.
• Carta de pérdida total otorgada por la compañía aseguradora.
• Factura original que acredite la propiedad del vehículo
(para obtener este documento, acércate a tu concesionario de venta).
• Tenencias originales o certificadas y comprobante original de pago.
• Último comprobante de verificación vehicular original.
• Comprobante de baja de placas y recibo original de pago.
• Duplicado de llaves del vehículo.

Was this answer helpful ? Yes / No